© Federico Brandt. All Rights Reserved

Su pintura recoge la mejor tradición de la modernidad. La idea de estructura, el espíritu de invención y variedad. El orden no concebido como esquema, sino como ritmo, y la capacidad para establecer en sus obras una luminosidad interna, un campo de luz que acorda con firmeza el carácter de las formas signo.

Federico Brandt junta la unidad visual con el misterio y el encanto, en esa trama es donde se inserta la verdadera pintura que la gran modernidad llevó a un magisterio que necesita siempre el creador espiritual. Su obra, sin folklorismos ni tipismos, produce una imaginería hija del ritmo, espacios y sitios, donde el observador atento reconocerá la maestría auténtica, la imprescindible.

Texto completo >>

Guillermo Fernández
Maestro de pintura.
Taller Torres García (1957-1961)